Comer en la bicicleta.

En el triatlón suele ser el sector de bici donde perdemos más calorías ya que es donde dedicamos más tiempo.

Cuando estamos entrenando si hacemos una salida corta no tiene importancia la comida ya que el cuerpo tiene reservas suficientes pero si estamos que lo tiramos y vamos a por los 100, 150 o 180 km la "gasolina" es clave.

Para hacer estas salidas partimos de la base que tenemos una forma física muy buena.

Si no nos alimentamos bien hay dos posibilidades claras:
- Nos encontraremos con nuestro amigo el hombre del mazo. ¿Quién no ha estado con él alguna vez?.
- Si no tenemos una pájara y hemos comido pero no lo suficientes, llegaremos a casa y nos comeremos un toro, una vaca y de postre un búfalo entero. Resumen, nos empachamos y cogemos peso.

Lo de coger peso por este motivo es más habitual de lo que pensamos y no es bueno ya que si entrenamos mucho debemos tener el mismo peso. Mismo peso con el que entrenamos, competimos.

Todo problema tiene una solución y esta es bien sencilla. Calculamos las calorías que solemos quemar en bici. Ritmo tranquilo pueden ser 50 km 1.000 calorías aunque cada uno es un mundo.

Nos llevamos geles como para una boda siempre. Ocupan poco y nos pueden sacar de un buen apuro. Alguna barrita energética (vemos las características) y también me gusta llevar el clásico sandwich mixto. Te haces uno, dos, los que hagan falta, lo partes en dos y "palante".

Ah, y el agua. No hace falta estar sobrehidratado. 

Esto es como todo en la vida. "HAY QUE ESCUCHAR AL CUERPO". El nos dirá lo que necesita. Hay cosas que no le podemos dar siempre pero esto sí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario