No hace falta correr un Ironman.

Terminar una carrera como un Ironman tiene una muy buena aceptación social, un buen reconocimiento.

Todos estamos de acuerdo en que terminar estas carreras es una gesta muy importante pero últimamente hacemos un Ironman, un Ultraman, un Trail de más de 100 kilómetros o sino no es suficiente.

Esto está muy bien pero hay corredores que finalizan una carrera de 5 kilómetros, tienen el mismo mérito o más que los finisher de estas carreras y no tienen reconocimiento.

El motivo es que detrás de cada competición hay un esfuerzo que no solemos ver, solo nos fijamos en el resultado final. Podemos llegar a pensar que 5 km o 10 son  muy pocos.

Esto no es así. Gente que lleva mucho tiempo lesionada, si hacer deporte, fumándose 2 cajetillas de tabaco al día, o metidos en vicios que enganchan... y el deporte es el que les da esa fuerza necesaria para cambiar a una vida más saludable. El primer paso siempre será terminar una carrera corta.

Y que decir de las personas que tienen sobrepeso. Automáticamente podemos pensar que no pueden hacer ciertas carreras y esto es algo totalmente falso. Vi terminar carreras a gente por la que nadie apostaba.

No hace falta estar delgado y fibroso aunque si es verdad que es conveniente cuidar el peso para no lesionarnos, sobre todo en las articulaciones.

Cualquier persona que se lo proponga puede conseguir cualquier cosa, cualquier reto. No hay que escuchar a los que dicen que no vas a poder terminar esta carrera, aquella otra... porque ¡¡¡claro que puedes!!!!

Todo se consigue poco a poco, pasito a pasito. Con confianza, constancia, humildad...

La vida sin retos y sin superarnos continuamente a nosotros mismos sería muy aburrida.

Recordemos una cosa; la más larga caminata empieza siempre con un primer paso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario