Entrenar sin objetivos.

Entrenar sin objetivos o entrenar sin planificar la temporada es una losa que arrastraremos en nuestros entrenamientos.

Para disfrutar de la temporada hay 4 aspectos esenciales:
- Saber que carreras vamos a correr.
- Descansar.
- Comer bien.
- Entrenar con intensidad.

Todos los puntos son importantes ya que nos dan equilibrio. Si alguno falla la preparación se puede tambalear un poco y no ser tan eficiente como nos gustaría.

Cuando no tenemos objetivos, cuando no hemos realizado la inscripción a las carreras podemos entrenar con menos ganas, intensidad e incluso saltarnos entrenos. Podemos llegar a perder la forma y la ilusión por entrenar, de ahí la importancia de saber que haremos en la temporada.

Si sabemos que vamos a correr planificamos los entrenamientos para esas carreras y hacemos otras que nos sirven para prepararnos e ir cogiendo ritmo. Salimos a entrenar como leones, con ganas de comernos el mundo, nos vemos cruzando la meta de esa carrera, hacemos sacrificios con más ganas... En definitiva, sabemos lo que queremos y vamos a por ello.

Actualmente, situaciones como problemas laborales pueden hacer difícil la planificación. En este caso lo mejor es mantenerse en forma, hacer carreras más cortas y mantener la mente activa.

Seguro que nuestro momento llegará.


No hay comentarios:

Publicar un comentario