Miedos en un Ironman.

Se dice que el día de la carrera es para disfrutarlo pero eso no quita que tengamos algunos miedos que nos generen incertidumbre y dudas.
Vamos a ver los más frecuentes por sectores:
Natación:
  • Golpes: son inevitables al principio y hay que tener cuidado porque nos podemos hacer daño y poner en peligro la prueba por hacer el sector en 5 minutos menos.
  • Corrientes: harán que gastemos más energías de las necesarias. Si hay bastante tendremos que estar más concentrados para no hacer muchos metros de más.
  • Medusas: asquerosas¡¡
  • Cortes: esta la incluyo yo. Hay carreras por ríos, puertos o tenemos que pasar por debajo de puentes. Cuidado porque hay piedras y cortan.
Ciclismo:
  • Caídas: es lo peor porque después de tanto entrenamiento una caída puede hacer que el Ironman se acabe para nosotros.
  • Desnivel: el perfil nos lo da la organización de antemano pero hay veces que el desnivel acumulado no coincide por lo que tardamos más en hacer el sector.
  • Viento: 180 km con viento es mortal. Como dice Perico, en el ciclismo da todo por culo menos el viento. Al no poder ir en pelotón nos "comeremos" todo el viento, nos cansaremos muchísimo más, necesitaremos beber y comer más.
  • Lluvia: tendremos que ir más lentos y tener mucho cuidado ya que el riesgo de caída aumenta mucho.
Carrera a pie:
  • Estómago: al ser la última parte de la prueba es donde pueden aparecer los miedos que tenemos durante toda la carrera. Comemos durante la carrera comida que ya probamos en los entrenamientos y que, normalmente nos sientan bien. Cabe la posibilidad por los nervios, esfuerzo, etc que el día de la competición no sea así. Se nos puede hacer durísimo con dolor de estómago, hinchazón... Un verdadero infierno. Cuidado con mezclar nuestra comida con la de la organización. No es que esta sea mala, es que no la hemos probado y mezclamos demasiadas marcas, jugamos con fuego¡¡
  • Pájara: siempre estará presente y puede aparecer en cualquier momento. Con un ritmo adecuado y buena alimentación la podemos esquivar. Si aparece ver el motivo, tranquilizarse, comer y saber que todo pasa, lo bueno y lo malo. En estas carreras tan largas es normal que venga una, comamos y se vaya.