Evitar pinchar

Hablando claro, los pinchazos son una putada muy gorda. También depende donde pinchemos, no es lo mismo en una carrera que en una tirada larga que en un entreno en circuito corto.

Hay que ir siempre con una cámara de repuesto, bomba y utensilios para cambiarlo.
También recomiendo llevar el típico destornillador multiusos.
Cuando cambiemos la primera cámara vamos a tardar bastante porque si no tenemos práctica cuesta quitar y poner el neumático. Una vez que tengamos práctica es relativamente sencillo y lo haremos en poco tiempo.
Para pinchar lo menos posible debemos tener un buen neumático. Por 25 euros tenemos unos ya cojonudos y suelen durar unos 3.000 km. Hay que vigilarlos y cuando veamos que están desgastados o rajados ponemos otros. Hay gente que tiene unos para entrenar y otros más nuevos para las carreras.
En las carreras, aunque digan que hay coche de asistencia mejor llevar las cosas. Digo esto porque en un medio ironman que corrí había un coche y decidí no llevar nada. A los 4 km pinché y tuve que esperar quedarme último para que viniese el auxiliar. Y eso me paso en el 4, me pasa en el 80 y hubiese sido peor.

Antes de salir con la bici comprobar que las ruedas están hinchadas bien. En el neumático, en el lateral te viene cual es la presión idónea. Rueda con poca presión, más posibilidades de pinchar. Hay que tener una bomba de pie, por 15 euros tenemos una. O eso o estar continuamente en la gasolinera¡¡.
Una buena cámara.
Cuando la pongamos ver que no tenemos suciedad dentro del neumático ni en la cámara. Con pasar un dedo por el interior ya sabemos si está todo bien.
Ver que el fondo de llanta está bien limpio. Es un protector de plástico que vemos cuando retiramos neumático y cámara y su función es proteger la cámara de las cabezas metálicas de los radios de la rueda.
Si hemos pinchado dos veces en poco tiempo es que algo de esto no hemos hecho bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario